Galletas decoradas paso a paso – 2. Con las manos en la glasa

wpid-20130602_195133.jpg

Antes de nada, pedir perdón por la tardanza, mucha gente me ha preguntado ya por el siguiente paso del paso a paso de galletas decoradas con glasa… Ya lo sé, que un paso a paso no se hace sólo con el primer paso… así que, una vez tenemos las galletas horneadas y frias (y con lo que he tardado, deben estar bien bien frias… :P), vamos a seguir con la preparación de la glasa.

¿Qué es la glasa real o royal icing? Pues no es más que una mezcla de claras de huevo y azúcar glas… es bien sencilla, si bien lo complicado es pillarle el punto exacto para que no se desparrame porque está muy líquida ni se quede como si fuera plastilina.  Suele prepararse con claras de huevo pasteurizadas,  porque al no cocinarse el huevo, es más delicado utilizar las claras sin pasteurizar. Se venden en cualquier super, yo compro las de mercadona porque el envase es muy práctico y vienen las medidas de lo que hace una clara, dos, … (y también porque tengo el mercadona debajo de casa :D)

Para preparar la glasa, necesitamos los siguientes ingredientes (estos son los ingredientes mínimos):

20131206_105418

  • 1 clara de huevo pasteurizada
  • 200 g de azúcar glas (no vale azúcar glas casero porque quedan grumos y es incomodo cuando se mastica, además de atascar las boquillas al decorar…)
  • 1tsp de esencia del gusto que queráis, a ser posible incolora para que no tiña la glasa. Yo suelo usar limón, me parece que les da frescor a la dulzura de las galletas.
  • Como ingrediente opcional podéis utilizar 2 ó 3 gotas de zumo de limón o de vinagre de manzana, le da más consistencia.

Estas cantidades se pueden aumentar, pero manetniendo siempre la proporcion de 200g de azúcar por cada clara de huevo aproximadamente (aunque creo que en este caso, el “ojo de buen cubero” nos va a venir muy bien).

En los tutoriales de decoración de galletas que yo  he visto suelen utilizar dos texturas diferentes para la glasa: la glasa de delineado, más espesa y que se utilizará para hacer los detalles, delinear los bordes de la galleta, … y la glasa de relleno, que es un poco más líquida y se utiliza para rellenar los “huecos” que hagamos con la glasa de delineado. Yo he de decir que he sido más práctica (al menos hasta el momento) y he utilizado sólo un tipo que viene a ser una glasa con un espesor intermedio entre la de delineado y la de relleno… Es lo que yo he bautizado glas a de “rellelineado”.

Lo he hecho así más que nada porque no tengo suficientes boquillas para hacer 2 mangas de cada color y porque sino sobra mucha glasa (aunque se puede congelar sin problemas, no me gusta hacerlo).

El procedimiento a seguir es el siguiente:

  1. Batimos un poco las claras con las varillas pero sin llegar a montarlas, solo que haga un poco de espumita.20131206_105703
  2. Vamos echando poco a poco el azúcar tamizada y vamos batiendo hasta incorporarla completamente a las claras.20131206_111551
  3. Cuando tengamos la mitad del azúcar incorporado, añadimos la esencia que más nos guste. Yo suelo añadir esencia de limón, me parece que le da un toque muy refrescante que contrarresta un poco con tanto dulzor del azúcar.
  4. Seguimos añadiendo azúcar hasta que nuestra mezcla tenga la textura deseada. ¿Y cual es la textura deseada? Hay maneras de comprobarlo… yo suelo fiarme de la técnica de los 5 segundos… cuando levantas las varillas, la glasa va cayendo al bol… fíjate cuando caiga una gotita (no el primer pegote que cae, que es muy grande) y cuenta los segundos que pasa hasta que se incorpora completamente al resto de la glasa. Si han pasado 5 segundos es el momento de parar.  TRUCO: si la glasa se nos queda muy espesa, podemos diluirla con unas gotas de agua, pero siempre poniendo el agua de poco en poco. Si por el contrario, queda muy líquida, poner un poco más de azúcar glas.
  5. Antes de parar, poner las gotitas de limón o vinagre y dar un ultimo batido para que se integre bien y ya lo tenemos.

Una vez tenemos la glasa, sólo queda teñirla de los colores que queramos. Para ello, la dividimos en recipientes  y con un palillo vamos añadiendo colorante en polvo o en pasta. Tenemos que tener cuidado si utilizamos colorante líquido, que no se nos quede muy diluida la glasa.

20131206_122807

20131206_124649

20131206_151519

Y con esto, ya tenemos el segundo paso. Ahora sólo queda decorar las galletas.

En la próxima entrega os pondré algunas técnicas de decorado que haran que vuestras galletas brillen con luz propia.

Besitos de vuelta!!

V.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s